¿HACIA DONDE NAVEGA NUESTRO BARCO?

Nuestro barco se llama Entrepeques, por 16 años, ha navegado en los mares de nuestro propio Océano, acompañadas de una gran cantidad de personajes, todos ellos niños y niñas, que dejaron sus juegos en este barco, por eso, a veces, se escucha en nuestra casa (cuando se pone nostálgica y abre el libro de los recuerdos) a Rocío disfrazada de astronauta, Javier jugando con una pelota, Pepa con una casa de títeres fabricada con una caja de cartón, Sebastián imagina que dirige un aeropuerto en el centro del patio de juegos, Fernanda observa pacientemente como un caracol entra y sale de su pequeño caparazón, Javiera toca un violín sentada en la silla y fabrica hermosos y perfectos animalitos en miniatura, todos con un poco de plasticina y mucha imaginación, María Ignacia pinta y dibuja como una gran artista, sonríe siempre y le gusta que la miren cuando cuenta una hermosa historia, Catalina corre y salta por todas partes, le gusta escuchar cuentos y contar las traviesas historias de su primo Papo.


Entrepeques

Este barco está dirigido por una experta en usar el catalejo, percibe, que mientras más observa, descubre que el mundo es infinito en saberes, inagotable en descubrimientos y experiencias, sabe, que las olas nos mueven y nos empujan, por eso, aprovecha el impulso que le dan sus movimientos, para olfatear con gran pericia, las mejores oportunidades de aprendizaje y juegos, para los niños y niñas, que han venido a conocer el estilo Entrepeques. Antes de Entrepeques, se cuenta que dirigió otro barco por siete años, allí pudo conocer el mundo más feroz de la desigualdad, pero también supo que los niños y niñas, a veces, solo necesitan una oportunidad de amor y esperanza, para soñar y tener mejores aciertos para el futuro.

Como todo cuento de barcos y mares, encontramos una gran persona, que suele estar en todos los lugares, a ratos, en la Proa, otras en la popa, pero eso sí, siempre estará en algún lugar de este barco. Sabe de todo un poco, cuentan quienes la conocen, que recuerda a cada uno de los niños y niñas que han navegado con ella, mágicamente puede hacer que el día tenga un hermoso comienzo.

Y para que el barco pueda estar siempre con el combustible que requiere, necesitamos de una delegada de máquinas, ella se encarga de nuestra buena tripulación, sabe de números y ciencias , ella nos señala un mapa, allí reconocemos todos los años, hacia donde llegaremos.

Pero más allá de las olas que nos han golpeado fuertemente y nos remecen sin piedad, Entrepeques, ha forjado su interés máximo, en promover una educación inicial, que dé cuenta, de los alcances y valores más significativos para la humanidad, aquellos que se fundan en el respeto por el ser humano, en la empatía, entendiendo aquello, como el hilo conductor que moviliza a la humanidad, para responder adecuadamente a los nuevos escenarios. Esperamos de nuestros niños y niñas logren desarrollarse como seres competentes, desplegar la capacidad de aceptar el mundo diverso que nos toca vivir, poniendo nuestros mejores esfuerzos, en la aceptación incondicional positiva, de cada uno de nuestros niños y niñas, como Carl Rogers, propone dentro de su filosofía. Pero para que exista empatía, debe haber también amor, el amor es el sentimiento primigenio de todo ser viviente, sin esta cuota de cariño imperecedero, los seres humanos estaríamos condenados al fracaso, puesto que, el primer contacto cercano, la madre, que nos alimentó y protegió para sobrevivir, nos legó el más importante aprendizaje, experimentamos que el amor, es la sustancia que se extiende en cada uno de nosotros, los atributos necesarios para enfrentar el día a día con confianza. El amor, en su esencia, prepara al niño y la niña para el futuro, este alimento fundamental para la existencia, es el que determina nuestro futuro, tanto así, que hoy los científicos se refieren a él, con nombres como : “confianza básica”,” apego”, explicando de este modo, que no se trata solo , de brindar cuidados básicos al niño y la niña, sino también, de tener la capacidad de responder adecuadamente a sus necesidades afectivas de consuelo, confianza, amor, calma, siendo , según las investigaciones, la primera señal de empatía en los seres humanos. En Entrepeques, lo sabemos, por ello, no descuidamos ni un segundo, la elección de nuestras educadoras de párvulos y personal asistente. Nosotras sabemos que la calidad de los cuidados y atenciones que brindemos a nuestros niños y niñas, determinará en ellos, el modo en que perciban el mundo que les rodea. Nosotras aspiramos a que ellas y ellos, puedan transitar con confianza en el cambiante y sorpresivo mundo que nos toca vivir.

En Entrepeques, cultivamos también, la solidaridad, como un atributo del amor y la aceptación incondicional. Esperamos que nuestros niños y niñas, aprendan a desarrollar la sensibilidad, de ponerse en el lugar de otros y otras, entendiendo, que el mundo, es en definitiva, un lugar, donde cada ser que habita, tiene derecho a la existencia plena. Por ello, deseamos, que nuestros niños y niñas, lleven dentro de sí, esta semilla, que les permita comprender, que cada cosa que hacemos a otros y otras, lo hacemos también a la humanidad.

En Entrepeques aspiramos a la colaboración, como el motor que dé sentido a nuestro trabajo. La colaboración y no la competencia ni el exitismo, son los valores que invitamos a las familias nuestras a compartir. De esta forma, nos unimos al pensamiento del científico chileno y premio nacional de ciencias Humberto Maturana, quién promueve la colaboración entre las personas, es también una invitación a dejar de desear y compartir, ya que de esta forma, aceptamos al otro/a como un legítimo otro/a en convivencia con nosotros/as. Resulta fundamental en nuestro quehacer, asumir la responsabilidad que tenemos en la estructura de nuestra sociedad, en tanto, que es, en definitiva el hogar que dejaremos a las futuras generaciones. Desde este punto de vista, aspiramos a que nuestro establecimiento sea una invitación a la reflexión de la sociedad que construimos día a día. En este sentido, queremos dar un paso adelante, en la invitación que generosamente extendemos a las familias que se han unido a nuestro proyecto institucional, creemos en una educación inicial que integre dentro de sí, los nuevos enfoques, que junto a los ya conocidos autores, promueven dentro del aula, el respeto por la invidualidad del niño y la niña, como seres únicos e irrepetibles. Por esto, reconocemos las capacidades innatas de los niños y las niñas, entendemos que según esto, las debemos cultivar para su total desarrollo.

Así las cosas, creemos que la educación más tradicional, no ha tomado en cuenta, los aportes realizados por la comunidad científica, pues esto no solo han referido a lo que ya hemos expuesto, sino también, el juego. Según Piaget, a través del juego nos construimos como personas, aprendemos de nosotros mismos y de los demás. Sin embargo, cada día podemos advertir, como el conocimiento de este y otros científicos, va siendo dejado de lado, y es reemplazado en la educación formal, por una silla y una mesa, de esta forma, vamos desconociendo el fundamental aporte que hiciera Jean Piaget al desarrollo de la infancia, al demostrar que, según cada estadio de desarrollo, el niño/a requieren de las oportunidades necesarias en el juego, para su desarrollo integral. El modo, en que nuestros niños y niñas aprenden, es precisamente a través del juego, motor que nos impulsa a múltiples desafíos.

La escuela tradicional, al permitir el ingreso, de los niños y niñas a corta edad, apenas cumplidos los cuatro, tres e incluso dos años, ha privilegiado el ingreso de los niños y niñas a la educación escolarizada, reemplazando el juego, como método de aprendizaje, por otros, que solo proponen la entrega de contenidos para el desarrollo de funciones cognitivas dejando poco o nada de espacio al juego, al desarrollo de las artes, ambos esenciales en la vida de las personas.

En nuestro P.E.I. hemos ido incorporando los enfoques alternativos, que hemos considerado valiosos para nuestros niños/as. Tal es el caso de Emmi Pikler, cuya propuesta de "Libertad de movimiento", ha venido a entregarnos un desafío y una oportunidad. Fabricamos valiosos materiales, por un maravilloso carpintero, dando de este modo, rienda suelta a nuestros sueños para sala cuna. Hemos considerado, a contar del año 2017, tomar algunas de las propuestas de María Montessori, esto en todos los niveles, considerando también, las valiosas oportunidades que implican para los niños y niñas. Lo mismo Waldorf, cuyo creador el filósofo alemán Rudolf Steiner, deja como legado la propuesta de un niño/a libre, creador, artífice de su propio destino, desarrolla la voluntad a través de sus actividades centradas en el arte, propone desarrollar, cuerpo, mente y espíritu. Prontamente iniciaremos un camino a Reggio Emilia, para instruirnos en esta modalidad y complementar nuestra propuesta educativa.

Así hemos construido nuestros sueños, entendiendo que debemos ser capaces de adaptarnos a los cambios que han venido ocurriendo sistemáticamente en todas las áreas de la vida.

Niños y niñas con capacidades diferentes, han sido incorporados a nuestro establecimiento, hace más de 16 años, esto ha sido sistemático y paulatino, pleno de desafíos y experiencias enriquecedoras. Este hermoso reto, es también, una tarea, que nos imponemos todos los días. La vida, es en esencia, convivencia entre todos los hombres y mujeres, aspiramos a que todos y todas puedan tener un espacio en la sociedad, nosotras, generosamente, queremos aportar con un grano de arena, sin embargo, sin la compañía de los padres, de los profesionales de otras áreas, esta tarea, no puede generar el fruto que deseamos. Por lo tanto, en esta situación en particular, como la de cada una de nuestros niños y niñas, la familia es un pilar fundamental.

Hemos intentado dar una pincelada a nuestros valores, también aspiramos, que nuestros apoderados nos acompañen en este trabajo, pues, la educación, no puede ser concebida sin la compañía de las familias, de otro modo, resulta un fracaso.

Damos la bienvenida a todos y todas, que confían en que somos capaces de construir una educación inicial distinta, propositiva, mesurada, desafiante, llena de múltiples oportunidades, con bellos resultados, colaborativamente ejemplificador, invitamos a todos y todas a ser agentes de cambio de una sociedad más justa e igualitaria para todos los niños y niñas


Equipo Entrepeques

Jardin infantil & Sala cuna entrepeques.cl

Entrepeques buscamos la mejor comunicación con nuestros apoderados, para cualquier consulta extra no dude en contactarnos directamente a contacto@entrepeques.cl o llamarnos a +56 (02) 23416609

Entrepeques.cl

Misión:
Somos un espacio de educación inicial, que promueve el desarrollo armónico, entre cuerpo, mente y espíritu, validando el juego como principal oportunidad de aprendizaje.

Visión:
Ser un espacio, de educación inicial, que busca desplegar niños y niñas reflexivos, críticos, autónomos, empoderados, empáticos, solidarios, justos y alegres, a través de experiencias creativas, innovadoras y lúdicas.